¿Cómo identificar un caso de acoso empresarial?

Por desgracia, el sufrir actividades o actitudes de acoso laboral es algo que cada vez es más habitual. De esta forma, se estima que desde la crisis, los casos de acoso laboral han crecido exponencialmente en España.

Pero, ¿qué podemos entender por acoso laboral? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), podemos entender como conductas de acoso hacia los trabajadores aquellas que supongan un comportamiento agresivo y/o amenazados de uno o más miembros de un grupo hacia un individuo en entornos empresariales. Por tanto, de la definición anterior, podemos deducir que un trabajador puede sufrir múltiples acciones, no necesariamente fácilmente visibles, que puedan estar minando su confianza, sentimientos y, en definitiva, estado psicológico. En general, aquellas actitudes que afectan al aspecto más psicológico del trabajador son las más complicadas de identificar a simple vista, ya que, como es lógico, una agresión física tiene efectos mucho más visibles en la víctima.

Desde Asafortel sabemos que sufrir este tipo de acciones en primera persona puede dar lugar a consecuencias extremadamente graves para las víctimas. Por ello, con el fin de evitar el sufrimiento de todas aquellas personas que puedan estar sufriendo de acoso empresarial, queremos ayudaros a identificar aquellas actividades que puedan ser clasificadas como tales en el seno empresarial.

 

BLOQUEO DE COMUNICACIÓN ENTRE TRABAJADORES

Uno de las acciones más típicas en cuanto a acoso laboral se refiere es el bloqueo comunicativo dentro de la organización, tanto a nivel horizontal como vertical dentro del organigrama empresarial. Llevar a cabo estas acciones tiene como objetivo por parte de la empresa, por un lado, que el trabajador comience a sentirse aislado, al no poder recibir ni emitir ningún tipo de comunicación a ninguno de sus compañeros, superiores ni subordinados, generando en este un sentimiento de soledad ante sus problemas que resulta totalmente insoportable. Por otro lado, el bloqueo comunicativo en el seno empresarial tiene como objetivo evitar posibles rebeliones. Los casos de acoso laboral en cualquier compañía no suelen ser algo aislado. Aquellas compañías que optan por estas artimañas, siempre lo hacen con un objetivo, por ejemplo, la renuncia voluntaria del trabajador a su empleo. Por tanto, es probable que no lo esté sufriendo una persona en particular, sino que sean más de una las que lo sufren con el objetivo de que todos ellos lo hagan. Si estas personas llegan a comprender, gracias a la comunicación entre ellos y con otros miembros de la organización, que están siendo víctimas de acoso laboral y que, en caso de denunciarlo, tienen muchas probabilidades de ganar, el problema ocasionado para la compañía sería mayúsculo. Y eso, precisamente, es lo que pretenden evitar.

 

RESTAR VALOR A LOS ESFUERZOS DEL TRABAJADOR

Otra de las acciones típicas en cuanto a acoso laboral se refiere es aquella que trata de reducir la confianza del trabajador, haciéndole ver a este que todo su esfuerzo es en vano y que todas las acciones que realiza para el correcto cumplimiento de su actividad carecen de valor alguno. Esto tiene como objetivo y, por supuesto, como consecuencia última, la total desmoralización del trabajador, el cual llega a un estado de depresión y desconfianza en sus capacidades altamente preocupante.

Para ello, la compañía suele evaluar de una manera constante, extremadamente minuciosa y, por supuesto, con un objetivo totalmente malintencionado, su trabajo, tratando siempre de encontrar un pequeño motivo para tirar por tierra todo el esfuerzo del empleado.

 

DESESTABILIZAR AL TRABAJADOR DE TODAS LAS MANERAS POSIBLES

Desestabilizar emocional y psicológicamente al trabajador es otra técnica muy llevada a cabo en aquellas organizaciones que acosan laboralmente a sus empleados. Desde imposibilitar el desarrollo de sus actividades, al no poner a su disposición los medios necesarios para ello, hasta eludir el incumplimiento de unos objetivos totalmente fuera del alcance de los empleados para acusar al trabajador de ineficacia, son solo algunas de estas acciones.

En cuanto al establecimiento de objetivos, otra de las acciones muy llevadas a cabo por este tipo de organizaciones es la modificación de los mismos fuera del plazo establecido para ello, pudiendo incluso modificarlos una vez ha pasado el lapso temporal para su cumplimiento. Esto, como es de imaginar, repercute no solo psicológicamente al empleado, sino también a su bolsillo, ya que es muy usual que parte de su remuneración dependa del cumplimiento de dichos objetivos.

Estas son solo algunas de las actuaciones que pueden suponer una situación de acoso laboral por parte de una compañía a un trabajador o a un grupo de sus trabajadores. Por tanto, desde Asafortel, queremos animar a cualquier persona que llegue a leer estas líneas a denunciar cualquier caso que identifique como tal, ya que las consecuencias para las víctimas pueden llegar a ser letales.

Víctimas mortales de France Télécom

El caso de France Télécom se dio entre los años 2000 y 2011, continuos acosos laborales por parte de ex-ejecutivos a los por entonces empleados de la compañía, pero fueron entre los años 2007 y 2010 cuando hubo una oleada de suicidios, a continuación os expondremos una recopilación de todo lo sucedido hasta el momento. 

60 suicidios, varios intentos fallidos y decenas de bajas

Llama la atención que la mayoría de suicidios se produjeran en el centro de trabajo, y aun así la compañía se respaldaba en que harían una investigación interna para saber si los suicidios eran por motivos internos o externos a France Télécom. 

En el primer año de estos sucesos, los medios de comunicación nacional (Francia) ofrecía espacios informativos sobre el caso. 

La empresa fue pública hasta 2004, cuando se transformó en una empresa privada, y en 2013 pasó a llamarse ORANGE. France Télécom ha sido juzgada como persona moral por “acoso moral institucional”. Según el código penal francés el “acoso moral” está determinado por “acciones repetidas que tienen como objeto o efecto la degradación de las condiciones de trabajo”.

En el momento en que la empresa pasó a ser privada y cambiaron a los directivos, estos llevaron a cabo un programa el cual tenía como objetivo el despido de 22.000 trabajadores de 120.000 que tenía la plantilla y 10. 000 cambios de puestos de trabajo, pero claro tenían que conseguir que fueran “salidas naturales”, lo que viene siendo, salidas voluntarias, y hay unas declaraciones de Didier Lombard, ex-director general de France Télécom, del año 2007 en las cuales dice, “lo haré (suprimir 22.000 puestos de trabajo) de una manera u otra, por la ventana o por la puerta”.  

En el juicio Didier Lombard no se pronunció ante el tribunal sobre estas desafortunadas declaraciones del 20 de octubre de 2006, ante la Asociación de Altos Cargos y Dirigentes de la compañía francesa de telecomunicaciones (ACSED). 

Las medidas que se llevaron a cabo fueron NEXT (Nueva Experiencia de Telecomunicaciones) y ACT (Anticipación y Competencia por la Transformación), que acabaron siendo según el dossier judicial en “una política empresarial destinada a desestabilizar a sus empleados y crear un clima angustioso”.

Los jueces de instrucción decían que estas personas no eran juzgadas por la estrategia que llevaron a cabo, sino por sus métodos, ya que empleaban “dispositivos de desestabilización del personal” como “controles excesivos”, “marginación de ciertos empleados” y “múltiples reorganizaciones”. 

Tras 2 meses y media de juicio, 46 audiencias y más de 30 testigos, la instrucción ha reconocido 39 víctimas: 19 se suicidaron, 12 lo intentaron y otras ocho sufrieron fuertes cuadros de depresión.

Es la primera vez en la historia que una empresa del CAC40, principal índice bursátil de la bolsa de París, y sus antiguos directivos han sido reclamados por la justicia.

Tres de los ex-directivos se enfrentarán un año de prisión, y 15.000€ de multa, otros cuatro a ocho meses de cárcel y 10.000€, y que en el caso de Orange asciende a 75.000€, según la agencia de noticias de AFP. 

La sanción ha sido muy criticada por la acusación, ya que les parece insignificante por todo lo que ha pasado. Se trata de la pena máxima prevista por la ley en los casos de “acoso moral”, los cargos de “puesta en peligro de vida ajena” y “homicidio involuntario”, podrían haber aumentado las sanciones, pero fueron descartados por los jueces de instrucción. 

La espera será larga, ya que el tribunal fallará en diciembre. 

france telecom orange

La voz de los trabajadores de France Télécom

El caso “France Télécom” consistió en una serie de acosos laborales por parte de los actuales ex-ejecutivos de la compañía telefónica a los empleados. Entre los años 2005 y 2007 hubo una serie de suicidios masivos entre los trabajadores de France Télécom. 

Hemos recopilado varias declaraciones de alguno de los empleados que dieron en su momento, en particular, las de Jason Peron, ex-trabajador de France Télécom, actual Orange. 

“Hubo momentos en los que quise suicidarme. Sentía que no servía a nadie, que nadie me necesitaba. Pensaba que era un inútil que molestaba a todo el mundo y quería desaparecer, quitarme de en medio. Es una tortura mental, un proceso de destrucción espiritual que te corroe poco a poco, con reflexiones y malos pensamientos”, confesaba Jason. 

La empresa pasó de ser pública a privada, cambiando puestos, para “quitarse de encima” a los funcionarios, les decían que sus puestos ya no existían y les asignaban uno nuevo. En 1997 fue el año de la privatización. 

Las relaciones entre empleados eran incómodas, y prácticamente a veces humillantes. 

“En cada reunión con mi superior, éste me hacía sentirme desplazado, que ese no era mi lugar. Me decía que todo lo que hacía estaba mal. Después de años así, llega un momento en el que crees que no vales nada”.

“En todos los departamentos hay o ha habido bajas. El ambiente es pesado, las relaciones humanas malas. Muchos sufren en silencio, porque quejarse es ponerse en el blanco de la diana y convertirte en presa fácil”, explica Joel Peron.

Tenían una política de organización muy negativa.

“Te sientes terriblemente solo. Cada uno va a lo suyo, hay poco apoyo y la gente no habla porque tiene miedo. Cuando llegas a un nuevo equipo hay desconfianza. Todo está maquinado para dividir y destruir las relaciones humanas, es un auténtico desastre”

“Había presiones a los trabajadores, movilidad obligatoria de puesto y destino, reorganizaciones constantes, cierre de oficinas y presión por objetivos”. 

France Télécom tenía una clara ambigüedad de roles, Jason Peron, le cedieron un despacho en el que pasó meses sólo, “sin puesto ni tarea”, y un maltrato psicológico constante.

“Mi jefe me decía que todo estaba mal y cuando hacía algo bien se lo atribuía a otro”.

Esto fue la primera fase de desvalorización, estaba sólo en un cuarto donde no le daban trabajo y nadie iba a verle.

Todo ello derivó en que estuvo años sin hablar, tenía angustia, problemas en casa, sufrió un infarto, tuvo depresión e intentó suicidarse.

 

UNA EMPRESA COMPOSTELANA, NUEVOS AFECTADOS POR LAS MALAS PRÁCTICAS DE ORANGE ESPAÑA

Una empresa compostelana de telecomunicaciones dedicada a la comercialización de los servicios de Orange para empresas ha llevado de nuevo a la compañía Orange España a los tribunales debido al incumplimiento de algunas de las condiciones pactadas en el contrato firmado entre las partes, lo que dió como consecuencia el cese de actividad de la distribuidora. La compañía distribuidora reclama ahora a Orange España una indemnización de mas de 2 millones de €.

Si quieres ver todos los detalles de este nuevo caso de malas prácticas empresariales por parte de Orange España, puedes consultar el siguiente enlace:

https://www.compostela24horas.com/texto-diario/mostrar/1043579/empresa-compostelana-reclama-orange-millones-euros

 

UN TRIBUNAL DE POZUELO DE ALARCON CONDENA A ORANGE A PAGAR 1.721.520€ MAS INTERESES A UN ASOCIADO DE ASAFORTEL

Laurent Paillassot, Consejero Delegado de Orange Espagne SAU

Orange Espagne SAU sigue
perdiendo etapa tras etapa en la guerra que mantiene con los asociados de ASAFORTEL.
El último caso, por el momento, se dio el pasado 26 de junio cuando el Juzgado de
1ª Instancia e Instrucción Nº 03 de Pozuelo de Alarcón publicó la sentencia nº
78/17, donde estima parcialmente la demanda interpuesta contra Orange Espagne
SAU por Estudios y Proyectos ARCE SL.

Destacar varios puntos de la
sentencia donde la juzgadora considera que Orange Espagne SAU no es
excesivamente fiable en sus contratos, como por ejemplo: “Por último no puede obviarse la absoluta falta de formalidad
predicable en ambas partes, pero especialmente en la demandada, empresa
multinacional y una de las operadoras de telefonía principales, pese a lo cual rige para sus relaciones contractuales, una
falta de formalidad
, basándose en mensajes de correo electrónico sin ir
acompañados de un soporte documental probatorio, y de contenido formal, al
igual que las testificales de los empleados de la misma”
 
También critica la juzgadora la
falta de seriedad de Orange Espagne SAU, cuando se refiere a su representante
legal: “la persona que interviene como representante legal de la mercantil, carecía de los mínimos conocimientos sobre
el tema objeto del litigio
, siendo numerosas sus respuestas imprecisas y
dubitativas, afirmando no conocer numerosas cuestiones, sirviendo dicha
declaración únicamente a los efectos de evitar la aplicación del artículo 304
de la Ley de Enjuiciamiento Civil”
Deja claro la juzgadora que
existe una posición de superioridad de Orange Espagne SAU en los contratos que
firma, algo que sin duda en ASAFORTEL se viene denunciando desde hace mucho
tiempo: las condiciones contractuales en cierta medida, denotaban una posición de cierta
superioridad de la demandada
, siendo prueba de ello, la propia estipulación
de la prórroga que establecía una decisión exclusiva y unilateral de la
demandada, sobre dicha prórroga y que la demandante si había alcanzado los
objetivos, debía aceptar dicha prórroga sin más, y por ende con las mismas
condiciones.”
 
Todo esto que la juzgadora va enumerando
en esta sentencia no nos es ajeno a todos los que formamos ASAFORTEL, porque el
tipo de contrato que Orange Espagne SAU utiliza para todos sus colaboradores
contiene este tipo de prácticas. No es éste el primer caso en el que los
juzgados las sacan a la luz como prácticas poco correctas, e incluso anula
directamente parte de estos contratos. Orange
Espagne SAU, busca siempre eludir los pagos que por ley corresponden y los
juzgados les están obligando a pagar.
 
Esto tiene más relevancia cuando
se trata de una multinacional que se presupone debe cumplir con toda la
legalidad vigente, y sin embargo, obliga a sus colaboradores a acudir a la
justicia para que sea ésta la que condene estas prácticas irregulares y les conceda aquello que por ley les
corresponde
. Son muy numerosos los casos de colaboradores que se ven
obligados a acudir a los tribunales ante cláusulas abusivas, finalizaciones de
contrato sin cumplir con las indemnizaciones que marca la ley y demás abusos por
posición dominante.
La pregunta que empieza a surgir
con los últimos anuncios que Orange Espagne SAU ha hecho es la siguiente.
¿Estamos realmente ante una empresa confiable para funcionar como un
banco, como así pretende hacerlo en el 2018?
 
ASAFORTEL

Se le acumulan las denuncias en la CNMC a Orange Espagne

La CNMC investiga a Orange, Dialoga y Opera por irregularidades en
numeración
Competencia ha abierto a cada una de
estas empresas un expediente sancionador. Ahora se abre un periodo máximo de 12
meses para la instrucción del expediente y para su resolución
 a Comisión Nacional de los Mercados
y la Competencia (CNMC) ha abierto tres expedientes sancionadores contra las
operadoras Orange Espagne, Dialoga Servicios Interactivos y Operadora de
Telecomunicaciones Opera por presuntas infracciones graves relacionadas con la
numeración telefónica.
En concreto, Competencia habla de
presunta comisión de una infracción administrativa grave recogida en el
artículo 77.19 de la Ley General de Telecomunicaciones, que califica así
“el incumplimiento de las condiciones determinantes de las atribuciones y
el otorgamiento de los derechos de uso de los recursos de numeración incluidos
en los planes de numeración”.
La CNMC ha incoado expediente
contra Orange Espagne al considerar que podría no haber
ejercido “suficiente control” sobre el uso de la numeración móvil que
tiene asignada al permitir que Opera y Dialoga hayan hecho un uso
“presuntamente indebido” de la misma desde el 13 de junio de 2014 y
hasta el 31 de marzo de 2017.
En cuanto a Dialoga y Opera, la CNMC
aprecia la existencia de indicios de que las dos operadoras han podido incurrir
en un incumplimiento de las condiciones exigidas para la atribución de los
recursos públicos de numeración incluidos en los planes de numeración.
Esta situación se podría haber
estado produciendo entre el 13 de junio de 2014 y hasta el 31 de marzo de 2017,
fecha en la que ambos operadores dejaron de utilizar dicha numeración, precisa
el organismo, que recuerda que la incoación de este procedimiento no prejuzga
el resultado final de la investigación. A partir de ahora se abre un periodo
máximo de 12 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por
parte de la CNMC.
Fuente:Bolsamania.com
http://www.bolsamania.com/noticias/empresas/cnmc-investiga-orange-dialoga-opera-irregularidades-numeracion–2776596.html

 

ASAFORTEL DENUNCIA A ORANGE ESPAGNE SAU ANTE LA CNMC

 

ASAFORTEL detalla en
su denuncia las conductas que Orange Espagne SAU lleva a cabo contra la Ley de
Defensa de la Competencia

Asafortel ha dirigido un escrito de denuncia a la Comisión Nacional de
los Mercados y la Competencia (CNMC), concretamente ante la Dirección de Competencia,
para señalar aquellas prácticas que Orange Espagne SAU viene llevando a cabo de
manera sistemática y que vulneran la Ley 15/2007 (Ley de Defensa de la
Competencia).

Una vez más y en defensa de los intereses de sus asociados, cumpliendo
con lo reflejado en sus estatutos fundacionales, ASAFORTEL acude a los
estamentos oficiales correspondientes para poner en su conocimiento y denunciar
los hechos que considera vulneran las leyes españolas y por ende los derechos
tanto de los asociados como del resto de la población y empresas del sector.
Destaca esta denuncia las principales prácticas llevadas a cabo por
Orange Espagne SAU como son:
  • El
    estrangulamiento financiero de los distribuidores.
  • La
    presión llevada a cabo para forzar la salida del negocio mediante ventas
    completamente dirigidas por Orange, que impiden los principios básicos del
    libre mercado.
  • La
    falta de libertad de sus distribuidores para negociar cualquier tipo de
    condición, incluyendo cláusulas en los contratos que dicen textualmente:“Dichas
    contraprestaciones y demás particulares de la línea de negocio correspondiente
    podrán modificarse siempre que las mismas sean comunicadas al DISTRIBUIDOR con
    al menos quince días de antelación a su entrada en vigor………… En el caso de
    no aceptación de las nuevas contraprestaciones, el presente contrato quedará
    resuelto automáticamente
    …”
  • Se está
    realizando una concentración en la distribución, dejando la misma en manos de
    unos pocos afines a Orange Espagne SAU.

 

Todas estas acciones y otras descritas en distintas acciones que tiene
en marcha ASAFORTEL, llevan a Orange a:
  • Provocar
    un importante número de cierre de PYMES, abocándolas a entrar en concurso de
    acreedores, con el consiguiente perjuicio para los empresarios, trabajadores y
    familias de ambos.
  • Generar
    un importante beneficio en Orange Espagne SAU, por la falta de liquidación de
    su red de distribución, de acuerdo a las leyes españolas, generando un
    importante beneficio a su favor.
  • Este
    beneficio genera una posición de ventaja estratégica de Orange con respecto a
    sus competidoras.
  • Provoca
    una concentración de la distribución en pocas empresas, lo que perjudica
    claramente a los consumidores, que se ven perjudicados a la hora de ejercer sus
    derechos y garantías más básicas.

 

Como dato a destacar sobre estas acciones, en los últimos cinco años,
han desaparecido o están en concurso de acreedores más de 120 empresas que eran
distribuidoras de Orange Espagne SAU, en muchos casos desde 1999.
Por todos estos motivos ASAFORTEL pide la intervención de la CNMC para
que investigue y tome las medidas oportunas para evitar y corregir este tipo de
acciones por parte de Orange Espagne SAU.

 

ASAFORTEL

Asamblea General Ordinaria ASAFORTEL. Puntos y acciones mas destacados

El pasado viernes 30 de junio de
2017, ASAFORTEL ha celebrado en su sede social de Madrid, la Asamblea General
Ordinaria.
Además de la preceptiva
aprobación de las cuentas de la asociación, han sido tratados varios temas de
interés para todos los asociados de los que podemos  destacar los siguientes:
  • Informe para su ratificación sobre el convenio firmado con
    la ASOCIACIÓN TRANSPARENCIA, con el fin de garantizar la máxima transparencia
    en todas las acciones promovidas desde ASAFORTEL.
  • Se ha aprobado la entrega a ASOCIACIÓN TRANSPARENCIA de la
    información necesaria para que promueva con Orange Espagne, SAU la revisión de
    su sistema de pago a los distribuidores, ya que desde ASAFORTEL se ha podido
    contrastar que existen anomalías sistémicas en dichas liquidaciones de pagos.
  • Se ha aprobado poner en conocimiento de la CNMC (Comisión
    Nacional de los Mercados y la Competencia)
    , constantes abusos de posición
    dominante cometidos por Orange Espagne SAU contra los asociados de ASAFORTEL,
    que han alterado el mercado de las telecomunicaciones provocando ventajas
    estratégicas para Orange Espagne SAU.
  • De la misma manera se ha aprobado solicitar a la SETSI
    (Secretaria Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital)

    audiencia al Director General de Telecomunicaciones y Tecnologías de la
    Información, para poder poner en su conocimiento los mismos hechos denunciados
    ante la CNMC.

 

Para todo ello se autoriza a la Junta Directiva para
iniciar cuantos trámites sean necesarios para llevar a cabo dichas
comunicaciones, así como otras no especificadas en distintos entes
administrativos que puedan ser favorables para defender los intereses de los
asociados.
También se autoriza a la Junta Directiva para iniciar
cuantas actuaciones penales o civiles consideren oportunas para la defensa de
los asociados de ASAFORTEL ante los tribunales competentes.
Todos estos puntos se han tratado
con la presencia del equipo jurídico/negociador con el que contamos en
ASAFORTEL desde el mes de febrero, que nos ha informado del avance de distintas
actuaciones que se están realizando y que se presentaran en las próximas
fechas, además del propio asesoramiento en los puntos antes descritos.
Se ha podido constatar durante la
asamblea la unidad que tenemos dentro de la asociación y la firme determinación
de llegar hasta el final de este proceso y conseguir que los derechos que han
sido vulnerados por Orange Espagne SAU  sean revertidos bien mediante un acuerdo de la
compañía con muestro equipo negociador, bien en los tribunales como parece que
prefiere, según la posición tomada hasta la fecha, Orange Espagne SAU.
Se ha destacado también la falta
de respuesta positiva de Orange Espagne SAU a todas las misivas enviadas desde
la asociación, los asociados y por el equipo jurídico/negociador para intentar
llegar a un acuerdo pactado de este conflicto, así como la negativa a reconocer
a nuestro equipo jurídico/negociador como interlocutor válido. Punto este en el
que todos los asociados sin fisuras lo han ratificado como ÚNICO interlocutor
válido y se ha decidido que de mantenerse esta actitud, se considere dirigirse
al GRUPO ORANGE con sede en París para que sea esta compañía, como matriz de
Orange Espagne SAU, quien responda a las exigencias de los asociados de
ASAFORTEL
ASAFORTEL

ASAFORTEL Y LA ASOCIACION TRANSPARENCIA FIRMAN UN CONVENIO DE COLABORACION

 

Hoy 23 de junio en Valencia se ha firmado un CONVENIO DE
COLABORACIÓN entre ASAFORTEL y la ASOCIACION TRANSPARENCIA.
Juan Carlos Galindo y Abel Martín
ASAFORTEL cumpliendo con su finalidad, que no es otra
que la defensa de sus asociados, y habiendo detectado irregularidades continuas
en el sistema de Autofactura impuesto por Orange, considerando que dichas irregularidades
han afectado y afectan al buen desarrollo del negocio de los distribuidores, y
que han dejado a estos completamente indefensos ante los errores de
facturación, imposición de penalizaciones unilateralmente por parte de Orange y
otro tipo de abusos que como indicamos han generado importantes perjuicios económicos,
ha trasladado toda esta información a ASOCIACION TRANSPARENCIA.
Por este motivo, ASOCIACIÓN TRANSPARENCIA realizara un
control especial al sistema de facturación y los métodos utilizados por Orange
a la hora de facturar los importes a percibir por los distribuidores.
De esta manera desde ASAFORTEL se
apuesta por dar transparencia total y absoluta a todo el proceso abierto para
dar solución a los perjuicios que las malas prácticas empresariales, abusos e
incumplimientos contractuales de ORANGE ESPAGNE SAU, han provocado a sus
asociados. ASOCIACIÓN TRANSPARENCIA, se convierte de esta manera en el garante de dicha transparencia en todo el proceso.
También se confía desde ASAFORTEL en que ORANGE ESPAGNE SAU
se muestre dispuesta a colaborar de una manera totalmente transparente con
ASOCIACIÓN TRANSPARENCIA y entre todos se pueda encontrar una solución satisfactoria
al conflicto actual, que cada día afecta a mas distribuidores.

 

ASAFORTEL

Admiten una demanda colectiva contra Orange por prácticas abusivas en la facturación

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña ha admitido
a trámite una demanda colectiva en defensa de los consumidores y usuarios
presentada por la Fiscalía Provincial contra la compañía de telecomunicaciones
Orange por “prácticas abusivas en la facturación a clientes que se dan de
baja en dicha operadora”.

 

Fuentes del Ministerio Público han informado en un
comunicado de este proceso, cuya vista de medidas cautelares se celebrará el
próximo 10 de julio, mientras que el juicio del procedimiento principal tendrá
lugar el 26 de septiembre.
En la demanda se explica que la empresa de telefonía
“emite reiteradamente facturas contra los consumidores y usuarios en las
que les reclama la cuota correspondiente al periodo completo de la facturación
previamente determinado (generalmente mensual), a pesar de que el servicio
prestado a los clientes haya finalizado antes de que se complete ese
periodo”.
En opinión de la Fiscalía, esto supone que la empresa
requiere a los consumidores para que abonen un servicio que no ha prestado,
“en lugar de reducir proporcionalmente la cuota para ajustarla al periodo
realmente consumido hasta la fecha en que se extingue el contrato”.
Como consecuencia, continúa, los consumidores pagan
doblemente, puesto que la nueva compañía contratada emite una factura
parcialmente coincidente en el tiempo con el periodo cobrado de forma indebida
por Orange.
Se admitía las facturas incorrectas
Esta operadora admitió en múltiples ocasiones que la factura
se había emitido incorrectamente y la anuló como consecuencia numerosas
reclamaciones tramitadas a través de la Oficina Municipal de Información al
Consumidor del Ayuntamiento de A Coruña, y además se comprobó que el Instituto
Gallego de Consumo había tramitado múltiples reclamaciones contra la demandada
por facturar periodos completos en lugar de hacerlo hasta que deja de prestar
servicio.
En todos los expedientes que se remitieron a la Fiscalía las
reclamaciones se resolvieron mediante laudos arbitrales que dieron la razón a
los consumidores, pero dado que no causaron efecto disuasorio alguno y la
empresa persistió en dicha práctica pese a reconocer su ilegalidad, se ha
interpuesto una demanda.
El fiscal aporta documentación de casos concretos
facilitados tanto por el Instituto Gallego de Consumo como por la Oficina de
Información al Consumidor del Ayuntamiento de A Coruña.
Se apunta a toda España
Aunque los hechos descritos en la demanda afectan a
consumidores con domicilio en la provincia coruñesa, la Fiscalía apunta que el
número de casos es muy superior dada la implantación de Orange en España, donde
cuenta, según información de la propia compañía, con más de 19 millones de
clientes.
Asimismo, en el escrito se sostiene que “la presión a
los consumidores para que hagan efectivas las facturas irregularmente emitidas
incluye la advertencia de que serán incluidos en ficheros de morosos si no las
abonan”.
El Ministerio Público solicita la adopción de medidas
cautelares con el objetivo de que la operadora cese en dichas prácticas
mientras dure el procedimiento judicial.
Tercera demanda colectiva en A Coruña
Esta es la tercera demanda colectiva que presenta la
Fiscalía de A Coruña en los últimos años.
En diciembre de 2014 se formuló otras contra Vodafone por
las limitaciones técnicas que imponía a los teléfonos móviles facilitados a sus
clientes, que impedían utilizarlos con otras compañías operadoras.
Posteriormente, en octubre de 2015, presentó otra contra Gas
Natural por demoras de más de un año en la facturación a clientes, retrasos
superiores a lo establecido en la regulación sectorial, y por interrumpir el
suministro en el caso de no ser atendidas esas facturas.
Respecto a esta última, la Fiscalía presentó el pasado mes
de abril, en el Juzgado de lo Mercantil 1 de A Coruña, una demanda ejecutiva
contra Gas Natural al tener conocimiento de que se estaban incumpliendo por
dicha empresa las medidas cautelares impuestas.
Fuente: elEconomista.es